Núcleos de población

NUCLEOS DE POBLACIÓN

Proaza tiene 8 parroquias:

Bandujo (Banduxu) - Caranga - Linares (Llinares)- Proacina - Proaza - San Martín (Samartín) - Sograndio (Sograndiu) - Traspeña (Trespena).

BANDUJO (BANDUXU)

Bandujo (Banduxu), es una parroquia del Concejo de Proaza. Está situado en el suroeste de la capital del mismo y en él habitan 38 personas. Se encuentra a una distancia de 11 km de la capital del Concejo, Proaza. Consta de los siguientes Barrios: La Molina, El Palacio (El Palaciu), Entelaiglesia (Entelailesia), La Reguera, El Campal y El Toral. Se accede a través de la carretera comarcal AS-228 Trubia - Puerto Ventana. A la salida de Proaza, tomaremos una desviación a la derecha y más tarde otra desviación a la izquierda que nos llevará a Bandujo (Banduxu).

El pueblo de Bandujo (Banduxu) es un ejemplo excepcional de aldea asturiana que ha conservado a lo largo del tiempo sus características fundamentales, sin graves alteraciones, lo que le permite contar con un conjunto patrimonial de gran importancia, que incluye desde una de las torres bajomedievales mejor preservadas de Asturias hasta un variado repertorio de viviendas y construcciones auxiliares de tipología tradicional de época moderna y contemporánea, sin que falten ejemplos de arquitectura de esos períodos, caso de la iglesia de Santa María o varias casonas señoriales. Bandujo (Banduxu) es un excepcional modelo de aldea dormida, de núcleo que ha sabido o ha podido preservar sus componentes básicos durante siglos. De hecho, algunos aspectos propios del mundo contemporáneo, como la electricidad, el agua corriente o las carreteras modernas, no hacen su aparición hasta los años 80 del siglo XX.

Bandujo (Banduxu) es un conjunto patrimonial en el que cada construcción complementa a las otras. El extraordinario valor del conjunto reside en la preservación del "ente aldeano", como suma de elementos físicos, sociales y patrimoniales. Unos pueden verse a simple vista, otros residen en la mente de sus vecinos más viejos, depositarios de la memoria colectiva.

En Bandujo (Banduxu) se produce un cierto equilibrio entre fases históricas y patrimonio heredado; prácticamente todas las etapas han dejado su huella constructiva, haciendo del pueblo un recorrido cronológico por la historia asturiana.

En la Alta Edad Media (siglos VIII-XI) encontramos una primera villa de Vandugio. Ésta es la única fase que no ha dejado huella física directa, con la excepción de una red caminera, una percepción del espacio productivo y una territorialidad aldeana que va a mantenerse en el futuro. Se asiste, por otra parte, a la asistencia de un primer núcleo de doblamiento situado en el entorno de la Iglesia de Santa María. Además, aparecen los primeros rasgos de una jerarquización ligada a la presencia de magnates con el obispo Gladila, del que depende la población servil.

La Iglesia de Santa María de Bandujo (Banduxu) es la construcción religiosa de mayor antigüedad del Concejo. Es una iglesia de estilo románico, que aparece mencionada en la donación de Fruela II a la Catedral de Oviedo en el año 912. El edificio actual es posterior a esta fecha, y no parece conservar nada anterior al siglo XII. La iglesia es de pequeñas dimensiones, de una sola nave y ábside plano en el interior y semicircular al exterior, cubierto con bóveda de medio cañón, con sencilla portada a los pies de un arco de medio punto. Los muros son de mampostería y en la cabecera quedan canecillos sueltos; actualmente carece de decoración, aunque hace unos años aún podían verse algunos fragmentos escultóricos en el entorno del templo.

En la Baja Edad Media (siglos XII-XV), el desarrollo polinuclear de la aldea comienza a concretarse con la presencia de una nueva barriada en el Toral. Es el momento en que se construye una nueva iglesia, en el tránsito entre los siglos XII al XIII. Paralelamente, observamos el nacimiento de un linaje local, los Álvarez de Bandujo, que construyen, como símbolo de su poderío, una torre de planta circular, existente desde el siglo XIV. Esta torre marca el inicio de otro barrio, el del Palacio. En él podemos destacar su torre, conocida como la "Torre de los Tuñón" o "Torre de Bandujo (Banduxu)", una de las torres defensivas bajomedievales mejor preservadas de Asturias.

La Torre de Bandujo (Banduxu) se emplaza estratégicamente sobre una loma. Adopta planta circular y se construye de mampostería y sillarejo, con sillar en los vanos y cubierta cónica. Está asentada sobre un zócalo de piedra. Tiene cuatro plantas de altura y en el interior la estructura de pisos y escaleras. En el piso superior se dispone el escudo, en cuyo campo, sin divisiones, pintan los blasones de los Tuñón, los Miranda y los Bandujo, y, en el centro, una torre con una lanza inclinada en cada costado.

Durante el siglo XVIII encontramos una aldea de planta polinuclear en la que ya se han generado todas las barriadas existentes hoy en día (El Campal, La Molina, El Palacio (El Palaciu), Entelaiglesia (Entelailesia), La Reguera y El Toral). En esta fase, las jerarquías de la aldea, herederas del viejo linaje de los Álvarez de Bandujo (los Miranda y los Tuñón) mantienen un férreo dominio sobre la tierra, las infraestructuras productivas y los inmuebles. También edifican grandes paneras destinadas a acoger sus masivas cosechas. Pero, por primera vez, podemos observar otro panorama constructivo propio de la mirada campesina. Algunos ejemplares de casas y hórreos arcaicos nos remiten a modelos de los siglos XV-XVII, encontrándose muchos otros construidos en el siglo XVIII.

Durante los siglos XIX y XX Bandujo (Banduxu) preserva todo ese universo y se transforma en una aldea dormida. Hoy en día, podemos contemplar todo este periplo histórico.

El estudio histórico de Bandujo (Banduxu), así como el análisis espacial de su actual poblamiento y de sus principales edificaciones, llevó a la concesión de Banduxu como Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de Conjunto Histórico con fecha 29 de octubre de 2009.

Bandujo (Banduxu) celebra sus fiestas patronales en honor de Nuestra Señora el 8 de septiembre.

 CARANGA

Caranga es una parroquia del Concejo de Proaza. Está situada en la parte sur del Concejo, constituyendo el límite con el vecino concejo de Quirós.

Tiene una población de 100 habitantes, repartidos en dos núcleos: Caranga de Arriba (Caranga Riba) y Caranga de Abajo (Caranga Baxu).

Caranga de Abajo (Caranga Baxu) se encuentra a una distancia de 5 km de Proaza, capital del Concejo, mientras que Caranga de Arriba (Caranga Riba) dista unos 9 km.

A Caranga de Abajo (Caranga Baxu) se accede a través de la carretera comarcal AS-228 Trubia - Puerto Ventana. Una vez llegados a este punto, seguiremos por la carretera comarcal AS-229 en dirección a Quirós para llegar a Caranga de Arriba (Caranga Riba).  

Caranga de Arriba (Caranga Riba) celebra sus fiestas en honor a la Virgen de los Remedios el 15 de septiembre con una misa campestre y romería.

En cuanto a edificios históricos destaca la capilla en honor a San Mamés del siglo XVIII, situada en Caranga de Abajo (Caranga Baxu). Esta reducida capilla, de tipología popular, se acomoda a orillas del río. Forma un único cuerpo rectangular con ventana dintelada abocinada de derrame interno en el muro izquierdo y vano circular abocinado de derrame interno y externo opuesto. El interior se cubre con tejado de madera vista a dos vertientes. Delante de la puerta hay un pórtico con tejado a tres vertientes, sostenido por cuatro pilares de madera que se apoyan en un alto basamento, realizado en mampostería, reservándose los sillares las cadenas esquineras, los vanos y la espadaña de arco de medio punto y un solo hueco que remata la construcción. Existen varias inscripciones esparcidas por la puerta de entrada que fechan la capilla en el año 1763. 

LINARES (Llinares)

Linares (Llinares) es una parroquia del Concejo de Proaza. Está situado en la parte noroccidental del mismo y tiene una población de 46 habitantes.

Se encuentra situado a unos 12 km de la capital del Concejo, Proaza.

En Linares (Llinares) podemos destacar el alto de La Cruz, de 845 metros sobre el nivel del mar, un lugar muy concurrido en los meses de verano por los amantes del parapente y desde donde  podemos disfrutar de hermosas vistas a la Sierra del Aramo y a los concejos vecinos como Santo Adriano e incluso Oviedo.

Linares (Llinares) celebra las fiestas de La Magdalena el penúltimo fin de semana de julio y las fiestas del Cristo el penúltimo fin de semana de septiembre.

PROACINA

Proacina es una parroquia del Concejo de Proaza. Está situada en el suroeste de la capital y cuenta con una población de 25 habitantes.

El núcleo de Proacina dista unos 5,5 km de Proaza. Su acceso es a través de la carretera comarcal AS-228 Trubia - Puerto Ventana, tomando, a la salida de Proaza, una desviación a la derecha y luego otra desviación a la izquierda que nos llevará a Proacina.

En Proacina quedan vestigios de un castillo que probablemente fue una fortificación romana.

En cuanto a edificios históricos podemos destacar el Palacio de Proacina, de clara adaptación a la topografía, puesto que presenta un solo piso en la fachada posterior, mientras que en la principal consta de tres plantas. En este frente se abren vanos adintelados, vanos en los dos pisos inferiores y balcones con balaustrada de hierro sobre repisa rectangular en el superior, colocados de forma simétrica. En una de las fachadas laterales, en el piso superior se abre una galería de madera cerrada y acristalada, propia de la arquitectura popular.

 PROAZA

Proaza es la capital del Concejo del mismo nombre. Tiene una población de 334 habitantes.

Se sitúa en el tramo medio de la cuenca hidrográfica del río Trubia, en la que se incluyen, con la denominación de "Valles del Trubia", además de este concejo, los de Santo Adriano, Teverga y Quirós. Proaza está circundada por los concejos de Santo Adriano y Grado, al norte, Quirós al este, al sur, Teverga, y al oeste, Yernes y Tameza. Su más importante vía de comunicación es la carretera comarcal AS-228 Trubia - Puerto de Ventana.

Su principal río es el Trubia, del que es tributario el Teverga. Existen otros muchos cursos fluviales de menor entidad que fertilizan el territorio de Proaza, como el de Murias, Villamejín y Serandi.

La estrechez de los valles y la diferencia de altitudes condicionan el clima de Proaza, que se caracteriza por la abundancia de nieblas en las tierras bajas y zonas de depresión, y por un notable contraste de temperaturas y pluviometría entre el valle principal y las montañas de cabecera. En la vega del Trubia, el clima es mucho más moderado, con inviernos templados y veranos cálidos y secos.

Sus especies forestales más frecuentes son el castaño, el avellano, el haya y el nogal, así como la encina y el roble. Buena parte de su territorio está integrado en el Paisaje Protegido del Pico Caldoveiro.

En el aspecto faunístico, Proaza da cobijo, entre sus montañas y bosques, a corzos, venados, zorros, jabalíes, tejones, ardillas, liebres e incluso a algunos ejemplares de osos y urogallos.

La producción agropecuaria sigue siendo la fuente de riqueza básica del concejo, a pesar de participar del general retroceso al que se ve sometido el sector en toda la comarca, mientras que, aproximadamente una cuarta parte de la población se dedica al sector servicios, habiendo también un pequeño porcentaje de personas empleadas en la industria.

Al encontrarse en el área del "Camín Real de la Mesa", ruta principal de comunicación de la zona central asturiana con la meseta, los Valles del Trubia estaban jalonados desde la Edad Media de castillos y torres defensivas que dan fe de su importancia estratégica. De ellos se conservan, en la actualidad, tres en el Concejo de Proaza: la Casa de los Vázquez de Prada, la Torre de Proaza y la Torre de los Tuñón de Bandujo. 

La Casa de los Vázquez de Prada se encuentra a 1 km de la villa de Proaza. Su historia se remonta el siglo XIV y se enclava en la fértil vega del río Trubia, una zona llana apropiada para la agricultura, y a la vez, lugar de paso que controlaba el camino real al atravesar el Puente de Prada, que hace de frontera con el concejo de Santo Adriano. La estructura inicial la formaban dos torres cuadrangulares comunicadas por un volúmen central con galería; la capilla y el cuerpo principal estaban unidos a través de un corredor. Actualmente, sólo queda en pie una torre, bajomedieval, de planta cuadrada, de tres pisos y con cubierta a cuatro aguas, y algunos vestigios posteriores de la construcción residencial, que adopta planta alargada, con la capilla dedicada a San Blas en un extremo y la torre en el opuesto.

La Torre de Proaza, la Torre del Campo o la Torre de los González Tuñón es una torre defensiva medieval, presumiblemente del siglo XV, mandada erigir por el caballero Diego Vázquez de Prada en 1495, con el permiso de los Reyes Católicos, a base de sillarejo, con el sillar reservado a los vanos. La Torre es cilíndrica, con cuatro pisos de altura, disminuyendo su diámetro según asciende. Sus gruesos muros están perforados por una ventana geminada, dos vanos cuadrangulares y un buen número de estrechas saeteras. De sus dos ingresos, uno en el primer piso y otro en el segundo, es importante este último, de arco de medio punto dovelado, antaño accesible a través de un puente levadizo. El cubo permanece vacío en su interior, al haberse perdido las escaleras y divisiones de madera. Está rodeada por el arroyo Payón, que fue desviado de su cauce para servir de barrera defensiva. Fue declarada Bien de Interés Cultural el 15 de marzo de 1965.

De los siglos XVII y XVIII son otros ejemplos de arquitectura civil, como el Palacio de los González Tuñón de Proaza, el Palacio de Proacina y la Casa de los García Argüelles, la Casa del Alemán y el Palacio de Villamejín.

El Palacio de los González Tuñón o  Palacio del Campo es, sin duda, uno de los edificios de mayor entidad y belleza del Concejo. Se emplaza en una finca cerrada en la villa de Proaza. Se trata de un volúmen de dos pisos, sobre el que destaca un gran bloque rectangular situado en el ángulo noroccidental, que alcanza una altura más. Este cuerpo, equivalente de la torre señorial, ostenta la función monumental y representativa, concentrando los elementos decorativos, el blasón y la portada. Tiene ventanas abocinadas en el piso bajo y una sucesión de balcones alineados en el superior. El escudo, dispuesto entre dos balcones del piso alto, tiene yelmo empenachado, apoya la punta en una cabeza de angelito y se rodea del cordón franciscano. Pinta las armas de Tuñón, Miranda y Bandujo. En la parte trasera, orientada al sur, el tracista del Palacio del Campo, recupera un elemento tradicional en la arquitectura popular asturiana, el corredor o galería abierta entre cortafuegos, de madera, con zapatas en las que se tallan rosetas. La construcción, que es de mampostería y sillar en las esquinas, se remata con cornisa de piedra y alero de madera muy elaborado, especialmente en la zona de la fachada, y de gran vuelo.

Por último, hablaremos de una edificación moderna que cambió la vida del concejo, como es la Central Hidroeléctrica de Proaza, obra de Joaquín Vaquero Palacios, realizada en los años 60. Presenta un sólo volumen de planta rectangular y cubierta plana; construida de hormigón y de líneas muy geométricas, supera la monotonía de la fachada principal al adosarle módulos triangulares con los vértices agudos hacia arriba que le dan esbeltez y le restan la sensación de horizontalidad que podría predominar en la construcción debido a su escasa altura en relación con la longitud; la fachada lateral, más corta, ofrece una decoración a base de figuras geométricas en alto relieve. Es un edificio que conjuga la funcionalidad y el gusto estético.

En los últimos años, las actividades tradicionales se han complementado con iniciativas como la Senda del Oso, que une los concejos de Santo Adriano y Proaza con los vecinos de Quirós y Teverga, y cuyo museo está instalado en la capital de este municipio.

Proaza celebra sus fiestas patronales en honor al Cristo el 14 de septiembre.

En cuanto a ferias y actividades lúdico-festivas podemos destacar:

- Festival Gastronómico de los Nabos y el Queso de Fuente:

Este Festival se celebra el último fin de semana de enero. El menú del mismo está compuesto por nabos con compango (chorizo, morcilla, costillas y calamona o cabeza de cerdo), quisadiellas y queso de fuente. Este queso, típico de Proaza, se elabora con leche de vaca, que se cuaja y se amasa dos o tres veces por semana durante unos cuatro meses en una fuente de madera untada con manteca y se agregan unas gotas de whiski o coñac, que le dan su peculiar sabor. El cremoso queso se sirve fresco, para untar.

- Feria de San Blas y Las Candelas:

Se celebra el día 2 de febrero en el recinto ferial de Proaza. Es una feria de todo tipo de ganado.

- Feria de Pascua:

Se celebra el domingo de Pascua en el recinto ferial de Proaza.

- Feria del Cristo:

Se celebra el 14 de septiembre en el recinto ferial de Proaza.

- Mercáu de l'Alcordanza y Menú de la Seronda:

Este Mercáu y las Jornadas Gastronómicas de la Seronda se celebran en Proaza el penúltimo fin de semana de octubre. Es un mercáu tradicional donde a través de la escenografía de un mercáu a la antigua usanza, se intenta recuperar, mantener y transmitir la sabiduría, el arte y las costumbres tradicionales, promoviendo, a su vez, el turismo y la cultura popular de la zona. El Mercáu de l'Alcordanza se celebra en estrecha relación con las Jornadas Gastronómicas de la Seronda, donde se promocionan unos productos tan asturianos como el pote de castañas, el jabalí y la compota de manzana. Estas jornadas se realizan en colaboración con la Asociación de Turismo de Proaza y Comarca (Asturproc).

- Concurso - Exposición de Ganado "Valles del Oso", raza asturiana de los valles:

Este certamen de ganado se celebra el primer domingo de diciembre. Es un concurso de ganado de carácter comarcal, participando solamente animales procedentes de los concejos de Proaza, Teverga, Quirós y Santo Adriano. Únicamente son admitidos animales con características raciales de pureza. Los animales participantes deben estar identificados conforme a la legislación vigente y pertenecer a explotaciones con título de explotación calificada sanitariamente.

SAN MARTÍN (SAMARTÍN)

San Martín (Samartin) es la parroquia más oriental de las ocho que forman el Concejo de Proaza. Cuenta con una población de 144 habitantes y dista 4,5 km de Proaza.

La parroquia de San Martín (Samartín) comprende las siguientes poblaciones:

- Quintanal (casería): deshabitada.

- San Martín (Samartín) (aldea): 22 habitantes.

- Serandi (aldea): 46 habitantes.

- Villamejín (Villamexín) (aldea): 76 habitantes.

En el pueblo de Villamejín (Villamexín) podemos encontrar varios ejemplos de arquitectura civil de los siglos XVII y XVIII como la Casa de los García Argüelles (s. XVII), la Casa del Alemán (s. XVIII) y el Palacio de Terrero.

El Palacio de Terrero o Palacio de Villamejín responde al tipo de casa rural tradicional, estructurada como un bloque rectangular, desprovista de ornato y ennoblecida por la torre que forma su núcleo central y pertenece al siglo XVI, también de base cuadrada, situada a paño con la fachada principal, flanqueada por dos cuerpos de menor altura. La torre también es de planta cuadrada, cubierta a cuatro aguas y, como planta, el resto del edificio se levanta en mampostería con sillar en las esquinas. La modestia de la construcción y la falta de datos hacen difícil precisar una cronología, que en todo caso no sería anterior al siglo XVI para la torre. Este palacio ha sufrido numerosas remodelaciones desde su fundación hasta el momento actual.  

Villamejín (Villamexín) celebra sus fiestas patronales en honor a San Antonio el primer fin de semana de septiembre.

Serandi celebra sus fiestas, también en honor a San Antonio, el penúltimo fin de semana de agosto.

SOGRANDIO (SOGRANDIU)

Sograndio (Sograndiu) es una parroquia del Concejo de Proaza. Está situada en la parte occidental de la capital del mismo. Cuenta con una población de 78 habitantes divididos en los siguientes barrios: Candeal (Candial), El Fontán, Las Lleras, La Encorrada, La Piniella (La Piñella) y Murias. Se encuentra a una distancia de 7,5 km de Proaza.

Sograndio (Sograndiu) celebra sus fiestas en honor a San Pedro a finales de junio.

TRASPEÑA (TRESPENA)

Traspeña (Trespena) es la parroquia más al sur del Concejo de Proaza, limitando ya con el vecino Concejo de Teverga. Tiene una población de 67 habitantes divididos en los siguientes núcleos:

  • Santa María (aldea): 23 habitantes.

  • Fabar (aldea): 11 habitantes.

  • Bustiello (Bustiel.lu) (aldea): 24 habitantes.

  • El Toral (casería): 5 habitantes.

  • Las Ventas: 4 habitantes.

El núcleo de Santa María se encuentra a 12 km de la capital del Concejo, al igual que Bustiello (Bustiel.lu) y Fabar

Santa María celebra sus fiestas de la Granda el último fin de semana de septiembre.